Emprender en solitario

Partiendo de 0. Emprender en solitario

octubre 21, 2020

Bienvenidos a Smartketing, mi blog. Aquí voy a contaros todo lo que se me vaya ocurriendo, información y opinión a partes iguales sobre lo que es emprender en solitario, sobre marketing digital, sobre comercio electrónico y sobre aquellas cosas con las que trato en mi trabajo en el día a día. Os contaré mis errores y mis aciertos. Aún me queda mucho por aprender y eso es algo que me encanta.

En este primer post del blog voy a hablar un poquito de qué me llevó a emprender, cómo es hacerlo en solitario y por qué me lancé de cabeza al mundo del marketing digital y el e-commerce.

Estrategia digital

¿Cómo empezó todo?

Bien, nos situamos en septiembre de 2017, acabo de terminar el máster de Marketing y comportamiento del consumidor que hice en la Universidad de Granada y pensé “¿ahora qué?” Toda mi vida había ido siguiendo el paso lógico que debía: el colegio, el instituto, la universidad, el máster… Ahora debía enfrentarme a la realidad del mundo laboral. Me salió mi primera oportunidad en octubre, en Málaga, una ciudad fantástica, pero era un trabajo que no me llenaba, aunque eso aún no lo sabía así que me aventuré y me fui a Málaga a mi primer trabajo. El trabajo era como gestor administrativo de banca, pero en backoffice, sin estar de cara al público. El trabajo no era de marketing digital, que es lo que más me gusta hacer, pero ahora cualquiera rechaza un trabajo y ese fue mi primer error. Tras casi dos años en Málaga, mi salud mental ya no podía más, sentía que estaba tirando mi juventud y mi valía en un trabajo monótono, mal pagado y sin futuro, no quería despertarme un día y pensar que ya era demasiado tarde para cambiar y apostar por mí.

Llegó el momento

Por eso, tras mucho pensarlo, decidí dejar el trabajo y volver a mi casa después de casi 10 años fuera. Tras varias entrevistas y muchas desilusiones llega febrero de 2020, era el momento de lanzar mi proyecto, había llegado mi oportunidad. Siempre había querido emprender, me encanta este mundo, pero también sabía que era duro y más cuando lo haces solo, pero ya no había vuelta atrás. Me puse manos a la obra, a leer mucho, a crear mi web, una oferta de servicios, el precio (algo muy difícil de determinar cuando lo que estás vendiendo es tu tiempo y tus conocimientos). Por fin lo tenía todo, era el momento de darse a conocer. En este punto tu entorno es fundamental y yo en eso he tenido mucha suerte. Desde el primer momento me han apoyado, han hablado bien de mí y me han recomendado, por eso mi primer cliente llegó en mi primer mes, algo que era impensable para mí. Gracias a este primer cliente aprendí mucho, me planteó problemas que no me había parado a pensar y me preparó de cara a los siguientes clientes.

Algo muy a tener en cuenta cuando ofreces servicios como los de marketing digital es detallar un presupuesto y dejar muy claro hasta donde llega el presupuesto y hasta donde no. Acuérdate bien de esto último, de verdad.

¿Merece la pena emprender en solitario?

¿Qué estaba faltando?

Mientras seguía dándome a conocer como agencia de marketing digital, sentía que algo estaba fallando, no estaba ofreciendo lo que mi entorno necesitaba… Por eso, retomé una idea que me había surgido hace años, antes de empezar el máster incluso, algo que intentamos hacer entre unos amigos y yo pero que nunca conseguimos ponernos de acuerdo y sacarlo adelante. Ahora ya era autónomo, tenía las herramientas y los conocimientos, había detectado una necesidad y estaba empezando a conocer de verdad a mi público objetivo, no necesitaba nada más. Así fue como creé Ede Marketplace, era la forma perfecta de ayudar a mi entorno y a mi comunidad a crecer en Internet, a digitalizarse, que todo les resultara fácil y asequible, todo llegaba en un momento en el que internet es imprescindible para las empresas y sobre todo para las de venta local.

A día de hoy, Ede Marketplace está en pañales, por así decirlo, mi labor ahora es ser un comercial, pero cuando es algo en lo que tanto has trabajado, que tanto te gusta y que ves que es tan positivo, no cuesta nada hablar de ello.

Emprender en solitario. ¿Merece la pena?

Para ir terminado y no divagar más, dejo como conclusión que emprender es algo muy bonito, pero a la vez muy duro. Darle forma a tus ideas, darlas a conocer, ver como hay a gente a la que le ayuda es algo indescriptible, pero tienes que estar dispuesto a renunciar a muchas cosas en los inicios, como es una estabilidad económica, vacaciones y demás cosas que sí te da un trabajo por cuenta ajena. Piénsalo bien, cuenta tu idea a todo el mundo, pregunta a gente que cuadre con tu público objetivo, testea todo lo que puedas y si después de todo eso sigues queriendo lanzarte es que emprender es para ti. Yo a día de hoy no me arrepiento en absoluto, os iré contando si cambio de opinión.

Podéis darme vuestro feedback en los comentarios.

Descarga YA la guía para RRSS

Comienza hoy a llevar tus redes sociales de forma PROFESIONAL.

Post recomendados

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡No te pierdas el regalo que tengo para ti!

Descarga YA la guía para RRSS

Comienza hoy a llevar tus redes sociales de forma PROFESIONAL.

Pin It on Pinterest